domingo, 13 de diciembre de 2009

Poemario: Síterdia.

He convertido mi poemario en discos musicales. Bueno, no tendrá sonido alguno, ni existirá (creo). Estas letras están a modo de publicaciones discográficas. Es un disco triple.

-----------------------------------------------------------
Disco Uno: Apirexia.

Disco Dos: Calidoscopio.

Disco Tres: Altar.

----

Disco Uno: Apirexia.

Memfermo.

Día normal, café capuchino, hijo obediente,
Esposa esclava sexual, perro que micciona fuera,
Diario pro gobierno, día normal.

Momento normal, carro estable, neumáticos nuevos,
Empleada servil, conductor servil, cocinera servil,
Todos saludan, la mano agitan, mis hijos suben, y yo también.

Elevan la mirada, evito calles horribles,
Sólo por Las Pizzas y Larco, luego por Brasil,
Les dejo, elevo la mirada y leo Newton.

Uso mi ordenador, manejo mi Porsche,
Mi esposa besa mejilla mía, llegamos,
Sale deliciosa, me retiro y alzo mi mano.

Llego al banco, bostezo, hablo contadores,
Alto ingreso, bajos egresos, muchas acciones,
Sonrío, camino y veo tablas: todo bien.

Garrapateo palabras, resuello y me siento,
Escucho noticias, organizo planes, todo bien,
Reúno accionistas, explico plan, aceptado.

Recorte salarial, salgo, conduzco, llueve,
Graniza, y el sol se desnuda, normalísimo…
No hay aves en el cielo, normal…

Llego a casa, saluda, como, hágome papacama,
Las líneas rojas caen, incrédulo, camino, llegan hijos,
Ni saludan, noche, cama, abstinencia… Normal.

Doe Run (away)

La palma combusta,
Yacida como brocheta,
Sazonada con caviar,
Es para mi galgo.

Con una parrilla de Cobalto,
Usando carbón de China, mezclado
Con azufre desde las profanidades arábigas,
Putrefacto mi comida rápidamente.

Calcino el arroz en una dos per tres,
Arroz indio y bien dalith, con especias
Desde el otro mundo (el feo de Europa)
Que se rió en sus ríos, ahora de plomo…

Ya quisiese acero de las víctimas
De trombas marinas, todo sea pa’ salvarles,
¿No decías pobrecito misérrimo, mientras
Ibas de compra, de continente en continente, a
Ver si te rebajaban hectáreas de dos países per uno?

Mi galgo anhela arrancármela antes
De tiempo, mas no quiero ello aún,
Cruda está, falta darle vuelta para que
Se llene de plomo, arsénico y mercurio.

Añado más manos robustas,
Todas entre ensaladas de bambú, olivo y
Flores de cerezo, y limpiaré las
Heces de mi galgo con plumas de halcón americano.

1821-¿???.

Atorando el mundo de artificios,
Vacuos de utilidad, eso es lo que
Más vende, tras el infierno de la bohemia,
Conversación intelectual.

Riéndome de las paradojas de la inexistencia,
Creyendo en ETA, FARC y en masones,
Visto una chaqueta con triángulos
color suelo vasco con un fusil cafetero…

Evacuando mis palabras como gas en botellas,
Triturando la lógica empuñada por los puritanos…
Bajo el fin del mundo, tras la verdad, adiós a la mente,
Y si la vida, te mirase ¿qué le dirías?

Leyendo los astrales naipes que curvan
El espacio-tiempo-histriónico-real hasta
El final de la cordura ¿se inflará el blanco cerebro?

Tras los chascarrillos de mi mente,
evocaré, evacuaré, vacuo, burlándome…
burlándome, de la fonéticas ¡comparándola
hasta la risa atascada en el retrete!

Siendo uno más… quien oye el puritanismo
Académico, asintiendo sin saber si vivo cuando
Me come un cocodrilo famélico.

Viendo un eclipse creyendo que Gandhi vive,
Repaso la gramática de Nebrija, diciendo
Mi mamá mimará mañana a Momo.

Llorando por las frases descontextualizadas,
Atadas a la “crisis por crecimiento” “baja la luna”
“alcánzame la chompa” “desde ya” “avanza atrás”
Y otras cosas, dignas de mentecatos.

Aun así (diciendo aún) si no (como si fuese sino)
Nos favorece el buen actuar de la mente,
Cada uno que trace su camino y haga de sus boberías
El pan de cada día.

Te diré… que hoy se alzarán las palas,
Te diré… que los periodistas serán asesinados,
Te diré… que no hay mano negra.

Y en esa cueva republicana, rezando desde
Grecia (desde el reinado, orden público e imperio) todos reímos.
Poeta.

Soy el mejor poeta de todos,
Mis palabras no tienen vida musical,
Ellas son música que vida otorga.

Cruzo el mar humano y quiebro
El más gélido y templado músculo-bomba
Para que ría de pena o llora de felicidad.

El sonido relaja los miembros míos,
Y sobre todas las cosas, a quienes
Lo escuchan atentamente.

Está exenta de florituras, casi arrollándose
Una con otra, pero armoniosamente,
Tras la sinapsis más útil en la vida.

Y como todas las cosas, hasta en su
Belleza hay ternidad, porque carece
De eternidad, sacro imperial.

Mas no tolera trasladarse
Al plano del HORRORCÓSMICOMATERIALISTA
Porque son vulgaridades, nada más que ello.

Degenerado.

Ya quisiese tener un blasón,
Marcarlo en mi penacho férreo,
Con un estandarte en la villanía,
Y con una espada en la derecha.

Con una misión digna y única:
Hallar al artilugio,
De padre astrolabio
Y de madre brujería,
Hacedor de la izquierda.

Tras un desierto acústico,
De gallos y valles por doquier,
La voz de los moros llega,
Aterriza como monzón,
Mas no saco mi dignísima arma.

Pasando el valle indio,
Do las ilusiones no nacen: se hacen,
Hallo a la gran mesa impía,
Cuyos comensales son “divinos”
Mas no saco mi metálico compañero.

Es menester que llegue (lo hice) a
La ciudad del cosmos, cuna
Del Gran Degenerador,
Y cuando desenvaino, me poso
Ante él para jurarle lealtad.

Etéreo.

Te llevaste mi corcel… Mas no fenezco,
Te llevaste mi carácter… Mas no fenezco,
Te llevaste mi honor… Mas no fenezco,
Te llevaste mi dinero… Mas no fenezco.

Te llevaste mis propiedades… Mas no fenezco,
Te llevaste mis esclavos… Mas no fenezco,
Te llevaste mis títulos… Mas no fenezco,
Te llevaste mi fama… Mas no fenezco.

Te llevaste mis casas… Mas no fenezco,

Te llevaste mis hijos… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi alma… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi esperanza… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi amor… Y ahora fenezco.

Te llevaste mi vergüenza… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi fe… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi melomanía… Y ahora fenezco,
Te llevaste mi hombría… Y ahora fenezco.

Te llevaste mis recuerdos… Y ahora…

Disco Dos: Calidoscopio.

El despertar.

Tras los pasos,
El viajero lo miró,
Bajo sus gafas etéreas,
Le habló: Serás tan bella,
Que nadie te comprenderá.

Eso le contestó: No os burléis,
Y por cierto ¿qué eres?
Nadie, nunca, me había hablado.
Sólo mis pensamientos oía.

Te diré que eres magnífica,
Que soy un pedazo de nada,
En este eterno vacío, sólo
Si seguís así.

Y mi grandilocuente misión
Es liberaros de esa férrea
Y extraña atadura, sólo os he de persuadir.

¿Es cierto eso?

De hacerlo, las noches se harán,
Tú no serás la misma,
Te bañarás en mares y sales,
Sentirás cosquilleos y soplidos,
Brisas y virazones,
Te alabarán por ser como eres,
Grande e inmensa.

Sólo anhela ello, sólo anhélalo,
Y verás que eso es posible,
Pero tendrás que esperar a que
Yo no esté, os prometo que
Te veré cuando sea la hora.

¿Cuándo será la hora? Bien,
Querré que cumplas con tu promesa,
Anhelar, anhelar, anhelar… Anhelar.

Verás, bailarás de alegría,
Hiroshima es juego de niños,
Papatiempo, venid a mí,
Lux, tu también.

¡Llegó la hora!
Nace caos.

Anhelando el ABC,
Rezando por un futuro,
Hechizado hasta el fin,
Creyendo expresamente en el regreso,
Regreso igual a soldados
¿Dónde te metiste?

Me dijiste que el futuro era uno,
Que las promesas son palabras de Cassandra,
Que Yes no mentiría con sus revelaciones divinas,
Que mía era la belleza y no la desgracia.

Mas al espanto del espanto,
En un cubo juguetón puse las palabras,
Tuyas hasta la eternidad,
Y ahora se resbaló,
Calcinando toda amabilidad que tenía en vos.

Empero, hay algo tan cierto
En los acontecimientos que habéis parlado
Cuando apenas era el cuadrado más ardiente:
Hay caídas sonoras, húmedas y frías,
Sobran los andantes, muy diferentes entre sí,
Bajo una cúpula de simbiosis,
La naturaleza la crea,
Y tengo su sello entre mis dedos.

Paf, el viento ríe y gira,
Sobre todas las voces,
Es un emisario descuidado.

Ju, la tierra machacada,
Es nuestro soporte tan raro,
Sobre el conocimiento sin fin:
La bola que explota,
Y luego la explosión se revierte,
Haciéndose bola, y persigue su cola.

Was, alma viva hecha materia,
Ardiente con azufre,
O fría con oxígeno,
Maese Gran Tipo, segador de la sed,
Aniquilador del hambre,
Todos vuelven hacia ti,
Pero siempre tomas tu revancha,
Cuando menos la lluvia se lo esperen.

Sonaja.

Registrando mis memorias,
Ya de antaño, con billones de años,
Tiempo que no te veía.

Mis anhelos apenas son siluetas
Del desahucio, a pesar de vivir con rosas
Zarzas sin espinas, amapolas sin droga.

Oh, la más bella imagen mental,
Oh, tu presencia de caballero,
Ahora ni la requiero
¿Por qué tan mudo los inferis?

Luz, oscuridad,
Nigra, albus,
No más fotografías, no más recuerdos,
No, ni el pasado quiero ver.



No iré con zarrapastrosos en busca de la pasada felicidad,
Harto y furioso con el destino, negado por la tóxica palabra ajena,
Como si mi voz se doblegase ante la esperanza ya marchita,
Ni siquiera pensaré en un escuadrón que me cargue como El morado,
Porque un ente enfurecido como yo no debe perder la cordura,
Ni arrebatar sus palabras a sí mismo, sería un doblecara.

En la soledad, quedaré,
Me enterrarán mientras grite,
Podré cantar, y nadie lo oirá.

Podré vomitar, y ni el viento se molestará en llevarlo,
Las quejas son para los quejosos,
Universos.

Universos, creados por mí,
Un estallido ¿He de ser el inicio?
O ¿Acaso soy el círculo?

Un estallido y nace papatiempo,
Y su hermano mayor, Lux, ya estaba,
En sus manos pondré lo que me queda,
Hasta que sea la hora de repetir el plato.




¡Llegó la hora!

Diario (Frozen Endeavour)

Silba una vez, el prisma,
Y la luz como mira, tambalea su cabeza,
Algo ríe, algo cae, cae e informa.

Dentro del tren que rota,
Nosotros, hechos,
Vamos prostituyéndonos,
Mucho más ponzoñosos
De modo que la víbora se traga su orgullo,
Suicidándose, once and twice.

El sol se congela y la luz aún sigue,
Chivateando en el obturador, bañándose con la película,
Dentro de una Nikon o una Leica,
De la mano con un Times New Roman.

Socavando el esfuerzo,
Años de vida,
De maleantes y arcángeles,
Once and Twice, they must die.

O azucarando milenios de odio,
El frenesí del ¡Ya! Y quality ¡Down!
Y el más Devil de todos arrasa con
Jean du Arc.

Travesía.

No requerimos de féretros,
Que nacen de aluviones apátridas,
Con un pendón enarbolado,
Y que canta En la noche, bajo el valle…

Oyendo el ritmo,
Nuestro son,
No requerimos de artificios.

Quisiera hacer, un castillo de pólvora,
Mándarla sin piedad a acabar,
Fruto de mi esfuerzo por volar, volar más.

En nuestro huerto,
Yacen los días,
Las noches, los aluviones,
Los valle.

Y en la casa ajena,
Do la colina es áurea,
Nunca tu voz se oirá.

Alzas tu mano, aunque te la cercenen,
Crees en fábulas con complejo de Esopo,
Y tus neumáticos van… A la autopista,
Creyendo que así llegarás.

Mas el futuro es único, esplendoroso en tu esfuerzo
Sin decir Marketing, ni Duty Free, ni Affaire,
Valdrás más.

Y te diré… Que el futuro es tuyo,
Mas gánatelo cultivando tu huerto.

Los vientos traen tus sueños,
Ya te pasan facturas apátridas
(sonido de guitarras eléctricas en tono festivo, 1’15’’)
Las lluvias flamígeras te brindarán,
Una oportunidad, no la descarte (no lo hagas)

Treinta años de rebeliones,
No deben ser removidos en un día de lejanía,
O milenios drogándose coca en Caral
No debe ser curado por una revolución con sabor galesa.

TV.

La patata es levantada…
(8’’ de sintetizadores)

La patata es levantada,
Se da vuelta para decir que
Los necromagos le mojaron.

La patata… es levantada sin fin,
Su cabeza está aplastada de papilla,
Siendo caníbal con los gnoquis…
Tras el agua, hervida,
Tras el aceite, hervido,

Sin tregua.
Sin tregua, tras el aceite…
Oyendo la voz de la patata,
Diciendo que es papa,
Aunque no sea santa,
Les han de decir que vivan,
Como debe ser,
Sin control mental
Falalalalacias.

(4’’ de sintetizadores)

Para la patata… Para la patata,
Tres días de aceite,
Dos años de asiento,
Un segundo de libros,
Cien años de…
Milenios de televisores.

Milenios de televisores…

Pasillo UCI.

Mandado al mundo, do Hipnos yace,
Sonriendo…
Creyendo en el ABR, en la hostilidad del movimiento.

Los horrores de cada loseta son espantados,
Un destello que murmura mientras agarra su hoz,
A ver si el humano decide detener sus engranajes.

Creyendo en las tierras níveas, tras el inicio…
Donde se respira un enrarecido humo amargo,
Nido de los problemas que envenenan el manantial nuestro,
Cuyos artificios no dejan de ser tristes (1’15’’ de clarinetes
Con guitarras eléctricas y sintetizadores)

Sus mantas las ensucia, se levanta por necromancia,
Se levanta y ríe, ríe mientras se tropieza,
Ríe, andando tras la pared, el vaso y ventana, destruidos,
Sin obstáculo, ha de, caminar.

Pa
La
Bras,
Pa
La
Bras,
Bras, pa, la, bras, bras, la, pa, pa, la, la, bras,
Desorganizado por la eternidad, desahuciado
Mientras empuña su sonrisa (9’17’’ de guitarras,
Clarinetes, sintetizadores)

Incrédulos, salen de sus habitaciones
Mientras las palomas se alzan, ágiles,
Para ver que quedó de él.

Sólo una decisión anhelan,
si es que no tiene bilirrubina:
reciclarse hasta el delirio.

Disco Tres: Altar.

Yes.

Las vigas toleran tu peso,
Do pasaron tantas almas,
Cerca, pero nunca dentro,
Sísifo.

Los celosos vitrales descuidan su pensar,
Una [colocar palabra que supere a en extremo hermosa]
Que remueve explicaciones.

El sacerdote mantiene atadas a
Las palabras, esperando recorrer
Su derbi para cerrar los párpados,
Lástima que éste muy adelantado.

Panecillos planos guardados están,
Sujetos a las reglas del uso correcto,
No pueden si quiera mirar la noche,
Por más que la luna explotase.

Los humanos estuvieron con Mésmer,
El parlamentar no llega al decibel,
La hoja añeja oye su crujir y se oculta,
Tanto hermetismo tiene el ritual
Que el oprobio ha de caer con el chillón.

No nos importa, pero, porque sólo tengo
Ojos para ello, que se introduce en mi mente,
Ajena de mis deseos, hasta que aceptaste,
Y por eso un enjoyado aro de esperanza es mi tributo
Y muestra de mí mismo, Fido.

Time and a Word.

En la caja espero (tu presencia con voz)
La luna encinta, ingrávida.

Escucho tu sonaja, a ver si alumbras mi cueva,
Sentado en la mecedora de roble,
En la mecedora de roble, cuando oí al senil de mi vida.

En muros coloniales se apoyaba,
Mientras hacía sus redacciones etéreas,
En pos de mejores relaciones humanas,
Para desterrar los humores tóxicos hacia el otro.

Los pergaminos acariciados por hijos de Gutemberg,
Ya tan desfasados, los habías coleccionado para revender,
Y con suerte te hacías de un cuchitril y jamones.

(No hay leyes más bellas
Que la mano estrechada con
El otro, a ver si parlamentamos
De mejoras en las relaciones)

En la caja (tu presencia con voz)
La misma luna antes de ser tú,
La misma luna, dulce sonaja de vida,
…Y de muerte.

Con esculturas del rococó, una imagen de Chaplin
Colgando muerto mientras gira vitalmente,
Ese soy yo, ese eres tú.

Tu susurro lo anhelo,
Dentro de mi caja,
Con ventana.

The Yes Album.

La orquídea, sostenida, mira en aquel vaho
Nebuloso globos de vitae plusia, tan cándidas
Y psicodélicamente amables entre sí,
Mas no eternas, suben al inframundo y caen al cielo.

Los vasos, con materia, anhelan ser llenados
Pa’ regocijarse y bañarse, estar en su salsa,
Dando tumbos en las montañas y cargando
La mole redonda, una y otra vez.

El pastel, casto y pío, es acechado
Por enemigos artificiales: Don Tempus,
Sir Vacui o Forugoten-sama, quienes
En confabulación lanzarán su grito
Nada bueno y demoledor.

El suelo,
Que rechina
Y rechina
Alumbra con su
Oscuro fulgor
De mil años
En el dos mil.

Los discos ni siquiera
Han tenido su luna de miel,
Con Miss Lady Laser,
Acerca de lo que es andar
Ya sea rápido o lento.

Y sobre una silla
De alcanfor y naftalina,
Un zagal maniquí
Tumba su cabeza contra la pared,
Lentísimamente,
Lentísimamente,
Viéndose envejecer en el cuarto
Mustio.

Fragile.

Los hilos lo conducen,
La brisa colabora amigablemente,
La mano lo conduce con destreza.

Aun entre artificios destructores,
Cañones israelíes y tropas americanas,
Levita…

Tras la muralla color amor,
Sigue galopando sin claudicar,
Aun con gritos sangrientos,
Con huellas de algarabía,
Levita…

Reflejado por el rocío de la sonrisa,
Levita sin cesar, amando la vista,
A pesar del día,
Su velo embellece su figura mítica,
Y el soplido mágico le otorga vida,
Un humano en sociedad.

Aun con coplas,
A merced del loco,
Aun con armas,
En oplotecas de carne,
Levita…

Aun con llamas siempreverde,
Dando fe en los muertos,
Mientras su delicia de lengua
Da el último ósculo,
Levita…

Podrá oír cumbia,
Tal vez bebop,
O tal vez sophisti-pop,
E inclusive igbo,
Y aun bajo las mismas condiciones,
Levitará…

Close to the edge.

No hay diferencia entre mi parqué y el otro,
Azul ígneo, como el sol.

Las alfombras con imágenes de cedro
Se repiten, cada una danzando,
Mientras su mano pasa tras el biberón.

No hay diferencia entre el parqué azul y verde,
El brillo no es intenso ni opaco, cada una tiene
Un semblante que es fácil de ver.

Las cortinas tienen bordados de platino,
Hebras que trepan por ser mejor,
Tan encantadoras, sublime mirada.

No hay diferencia entre el parqué frío y de madera,
La dureza no lo dice todo… Prístina es su posición,
Envidia ajena, castigo de los casados y manjar de solteros.

Las lámparas, larguiruchas y cóncavas, otras
No tan tejedoras sin ser del campo,
Dan ideas cuando el conocimiento llega a las 18,
Y nunca sobran en su correcto uso.

No hay diferencia entre el parqué de crema ámbar y roja,
En sus clásicos taconeos, tras el fanfarroneo y la experiencia,
Está el tropiezo y el delicado movimiento sincronizado.

Empero, las palabras,
C
O
L
A
P
S
A
N
Se confrontan las ideas, el tiempo usado,
Y mi peor enemigo, el único que puede replicarme,
Está reflejándose ahora, mostrando la ignoratia.

Tales from Topographic Oceans.

Pacíficamente sigue el trayecto,
Húmedo por los siglos…
Besa su casa de veraneo por milenios.

Besa su casa,
La respira sin dolor,
No le preocupa el exceso,
Ni siquiera si volverá a sus raíces.

Claro que no,
Por una casa en lo oscuro,
Aun si las corrientes se opusiesen,
Si los ciclones quisieran despedazarlo,
O si las corrientes le alejasen.

En paz irá a su casa,
Tan perfecta en su belleza,
Que no hay placer más divino,
Por el que todo ángel se degradaría,
O por el que Dios recordase antaño.

La casa tras un mundo no-conocido,
Más allá del dolor… Sin paroxismo,
Atado por la eternidad.

Hasta que sea detritus…

Relayer.

Pasaran las palabras tras
Una estela color carmesí,
Las mismas que arrollarán
Nuestro destino como humanidad
Y dejando nuestra entelequia
Como baratijas inútiles del alma
¡Jamás debiésemos permitir tal infamia!
Nuestras trompetas caerán los férreos muros
Hechos de sofismas, tolerando hasta choques nucleares,
Mas no, nunca, nuestra nota en el pentagrama,
Basta sólo nuestra voz amplificada…

Alabamos nuestro esfuerzo con la sangre
Que nos fue heredada por el placer, jamás por amor,
Y es nuestro combustible para avanzar tras
Buques cazadores de aviones y submarinos
¡Tontos, no los necesitamos! Alcemos las manos,
Que se desplome nuestra ira hecha paz falsa,
Despojémonos de nuestras mascaradas
Indefensas para revelar nuestra rabia,
Acumulada desde antaño.

Cacemos las sombras ajenas y usémoslas
A favor nuestro, que las armas de los caídos
Sea sólo un juego pueril, tan bastardo como irrisorio,
Y en su sufrimiento alimentarnos,
Y en su sufrimiento, cortando sus órganos, aún vivos,
Aún vivos, con el pulso que agoniza,
Los llantos ya apagados, y las
Memorias de familias a millones de metros
Que rezan por un regreso tan fútil…
Esos llantos, ya vaporizados,
Refuerzan nuestra fuerza, heridos hasta la muerte,
Aún nos movemos y aplastamos tanques medianos,
Porque jamás dejaremos que machaquen nuestra identidad,
Porque jamás dejaremos que nos machaquen,
Porque jamás dejaremos nuestra identidad,
Porque nuestra identidad no abandonaremos,
Porque jamás,
Jamás…
La identidad…
Y las tropas por millones,
La tierra que bebe nuestra sangre,
Una tropa ajena que toma el esfuerzo de sus caídos,
Y nuestra cultura por los suelos.

Going for the One.

Nada la luz, horrendo visor de vida,
Que mata amicalmente, con un adiós
Que nunca llama al timbre.

Se regodea con las algas, ya marchitas,
Y es fuente de Su Majestad, los otros…

Todo porque existe vida,
Todo porque existe vida,
Así es la luz, húmeda en su desierto,
Ya arcaico y efímero.

¿Qué es la luz?
Eterna onda delatora,
Que yace en su bacanal de ensueño,
Suspirando en las profundidades.

Acostada sobre el cuerpo
De marinos en su carabela,
Nada la luz, es nada.

Nada, nada, nada la luz,
Ella define Vida, ella define Muerte,
Estira la pata o solloza, húmeda y jara.

¿Cuál es el sentido de ver?
Ella responde: Soy hija del Sol,
Pero, vosotros sois mis hermanos.

Tormato.

Dancemos rápidamente,
Que la noche se jubilará,
En el clásico ah (uno) ah (dos) ah (tres)
Y no esperará retrasos nuestros…

Dancemos rápidamente,
Que el día se sumerge,
Bajo el conocidísimo oh (cuatro) oh (cinco) oh (seis)
Y volverá… En su órbita de catre ya añejo.

Dancemos, el amanecer nos bendice
Con su mirada quieta, inocente, penetrante,
Carnal y amabilísima,
Sobre todo cálida.

Amanecer de la vida, pista de baile
Que reproduce un mundo sobre mundos,
Y así como enlaza un recuerdo,
Todos los recuerdos se enlazan a uno.

Dancemos, que la noche es amable
Y tremendamente pudorosa,
Pero nada le perdona esa naftalina
Llamada tabú.

Dancemos, humano mío,
Al sur de tus polos,
O a admirar las luces norteñas,
Las que extasiado observo, mas nunca frío.

Dancemos, que ahora estamos hechizados,
Con nuestras correrías de magia negra,
Buscones de una vida nada proba,
Dancemos, hacia el centro de la tierra.

Drama.

Por este nanosegundo creí,
Que no hay esperanza,
En cargar bultos ajenos…. Nos…

¿Yaces, esperándome?
Aún es temprano
¿Lo olvidaste?
Caminemos.

Se va la apirexia,
Apirexia,
Apirexia,
Luces… súbitas…
Di, di, mundo, altísimo,
Hongos, alucinógenos,
Cordones diabólicos, mundo alucinógeno.

Envuelto por gamas,
Tal vez betas,
O tetas,
Verde monte Monteluz,
Efluvio de la muerte,
Hedor de la vida,
Una zona vegetal,
Virginal,
Vaginal.

Envuelto, en gamas que
Me hacen un placero,
Más porque amo el placer,
Mi sexo aspira cocaína,
Me purgo con ayahuasca,
Y vomito mis pesadillas,
Volcando un mundo do sólo
Vuelan los soñadores, hacia el sol
Y sin broncearse.

Es que alguien dio alas,
Y tú eres viento.

90125.

Te lloré,
Te tuve,
Te acaricié,
Y en mi perdición te di mi gloria,
Te cargué,
Tras aquel llano ardiente,
que sólo te envolvió en lágrimas.

Ni me fijé que eras,
Porque sólo sentía tu alma
Que combusta pasión
Y apaga dolores,
Eres conductor de vida,
Y yo un triste chauffeur.

Pesa tu existencia,
Paño de eternas lágrimas impermeables,
Interesante objeto encantador
Que manifiesta un cruk:
Objeto al inicio, humano al final.

Hablamos,
Parlamentamos,
Dialogamos,
Declaramos,
Confesamos,
Gritamos,
Parlamos,
Charlamos,
Y en ese valle te digo
Que no creí
Ser idiota.

Alguien me chismoseó
Que esto podría pasar,
Pero apostando a mi realidad perdí.

Tu estela gangrenada reclamaba vida,
Y me pagaste tan barato, mas aun os traté
Como tu estela reclamaba, y en la cima,
Tiraste la carne por placer.

No me arrepiento confiar,
No sería humano de no confiar,
Errar no es humano, es divino.

Big Generator.

[Sonidos de voces sin sentido, cuasi ritual, 9’12’’]

[Sonido de guitarra eléctrica, maullando, allegro sostenuto 12’03’’]

Vivirééééééééééé…
Vivirééééééééééééé…
Y nada sobrevivirá… Veo mi alma, apasionada,
Danzando cual puta, revolcándose en el sin fin de música,
La ciudad se ahoga en su autismo,
Auauauauauauautismo,
Auauauauauauauautismo,
Oh, jo, autismo, es sorda a la creatividad,
Y un ciclón se la llevará, se la llevará.

[Sonido de saxofón y sintetizadores, sonido Kozmich, 12’19’’]

Arde la lluvia, mojando a la estúpida,
Mojando a la estúpida,
Con sus ciudades radiales, oxidadas,
Lejano de la vida, creyendo que su grito es música.

Me rio en el río,
Mojándome de mi mismo, viendo
Como la lluvia oxida sus vidas.

[Combinación de sonido ibo y hausa, con motorik,
Luego yendo a rock progresivo, 20’32’’]

Y la nada quedará,
Sentada en su sombrilla,
Oyendo a los cadáveres,
Como cantaban afónicamente,
Fofofofofofofofofofofofofofofofonicamente,
Y la nada se reirá en el reír,
Sintiendo el óxido ajeno,
Satisfácese con su dígito,
Dididididididididididigitóóóóóóóóóóó.

Oh, no,
Los cadáveres resuellan,
Libando sus oídos de purezas,
Mas yo me ato en mí paradoja,
Parapapararararararapaparadoja.

Anderson Bruford Wakeman Howe.

Uh, te tragas reglas de café,
Riendo sin dientes ni vida
Que detenga tu locomotora,
Oyendo los ecos mentales,
Pero ahora eres uno con el pupitre,
Y mira como el tiempo te gana,
Levanta el dedo y se ríe…

Levanta el barco, andante y chocante,
Las olas titánicas, en aras del vellocino vas,
Y giras y giras de muerte, te ríes en tu miseria,
Vas, vas, vas y vas…
Humeante tus anhelos, nada calmados,
Hediondos de pasión y motor sin motivo ni gloria alguna,
Un mundo estúpido y fútil,
En el que te desnudas al nadar en lava.

Decías que hay do mirar arriba,
Y más allá de las aves, las rejas
Han de vigilar en vigilia tu actuar,
Mas el mundo da botes, y
En el camino que anda es la pista patafísica,
O que de excavar un futuro de fulgor,
Habrías de hallaros con el mundo abajo,
Y de pensar que eres lo que eres,
No más decir que evitas la mirada cruzada
Por una atracción vetada en tu lugar.

Agarra tu bisturí,
Danzas alegremente,
No paras ante el reproche de
Negador del Abracadabra,
Y tumbos das, tumbos das, das…
Y la vida ajena es el asfalto
En el que se camina ¿No?
Y quien lo pidiese en
Una entrada no permitida
Sería tu amo y señor ¿No?

Union.

Andamos juntos,
Descalzos…

Ayer, hoy, y eternamente,
Besándonos mientras el frío polar nos sopla
Tragándose la piel nuestra.

La tierra ¡Cuán suave es!
Los luceros cómo nos envidian,
Tan altos y menos intensos.

Oh, mundo, que tan alto estamos,
Y tan frío se pone el mundo,
Mas ambos vivimos, besándonos.

Oye, amor mío, que desnudos,
Aguantamos el ciclón de vida,
Ignorando cualesquier cuchillo que corte
Nuestro nudo de vida,
O la avalancha que hunda
Nuestros cuerpos, alegres…

Señalo ello, esto, lararará
Si nuestro bastión formase un árbol,
Verde sería el Everest,
Y sus frutos nuestra humanidad.

Si el mundo se opone,
Le daremos su hipogeo
Y diremos lararará.
Sí el mundo se riese,
Beberemos de su copa
Y en este caos,
Sobre millones de metros,
Danzamos en el apogeo
Del mundo polar.

No más odio,
Ni más irrealidad.
Contra el atentado al bienestar,
Tu fuerza, y la mía,
Ha de bañar los universos con maremotos de paz.

Talk.

[1’ de sintetizadores]

[12’12’’ de música hausa, 2’ de sinfónica]

[1’23’’ de violines, Stradivarius y saxofones]

[Himno Nacional de Perú remasterizado, rock progresivo con heavy metal.
Cambio rápido y virtuoso de la fanfarria, antes de entonar letras, heavy metal]

[Grito ritual]

Bbababababababa,
El aroma de victoria llena mi existencia,
Trazando una circunferencia,
Tal vez medio polígono,
O un pentágono,
Do tocamos seis mil violines,
Y en el cielo, tras el crepúsculo cuasi rosado,
Las nubes ¡Cómo manifiestan su inexistencia!

Vida, bybye,
Mundo, bubú,
Tempus, grated,
Mictoria, sectorial,
Lerdos, bebos,
Tempos, adeptos,
Trayecto, Serbia,
Vida, Thanos,
Mundo, Uqbar,
Oyuentes, sepia,
Vectores, errores,
Garrapatas, garrapateando,
Redactanmdo el implosivo fanfarrónico de la fanfarria,
Hubicando orrores catatónicos,
Vida, bybye,
Vida, bybye,
Nununu, bes, vida, vitae,
Muerte, thanos,
Vida, lavo,
Hector, seco,
Graham, llamada,
Error, vitae,
Lumpen, Bron,
Helio, Syncro,
Urbano, clepto,
Adiós, vitae,
De vermis, mpiistery
Äeíhoü, Arcobuline.

Open your Eyes.

Parlando con Timothy Leary,
Tomo té de alcachofas,
Tras el espejo, y sus sombras.

Aprendiendo la frialidad del escorbuto,
Acerca de viajes yoguistas,
En el mundo, en mi mundo, siempre, eternamente.

Negando que el alma exista,
Tras un soporte físico,
Cualidad de la indestructibilidad,
Reímos placenteramente,
Mientras leemos un libro de niño, enfermo, franchute, afeminado, eternamente…

Alentando que la vida no gira,
Sino que nosotros giramos,
Desatendiendo nuestros demonios,
Acallando eso que llamamos sinceridad.

¡Por qué no dejan que la libertad,
La nuestra, sea perpetua,
En vez de encadenarnos perpetuamente!

Zapateando alocadamente,
El alma agarra su llave, remueve el candado
Y en su alegría, vea como parla,
Uniéndose dos más al mundo téreo.

Parlamentando acerca del espacio,
Y su eterna belleza,
Bebimos mil gotas de cafeína,
Doce millones de galletas Crackers,
Y oyendo nuestro mundo,
El espacio,
Psicodélico.










Ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah, ah…
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
The Ladder.

Brumas,
Las que se tragan
Esa esencia.

Nebulosas,
Horripilantes, con
La voz afónica.

Magnificando las desgracias, hacia el más allá,
Las corrientes, arremolinan una y otra vez, mas nadie
Oye las advertencias, y los advenedizos han de advenedizarse.

En el ciclón,
Las carreteras no ceden
Al paso de la marcha verde.

Violinistas candeleros que
Obedecen a la batuta del destino,
Saben el límite de su sapiencia,
Y ocultan su voz en la nebulosa.

Comiendo sus brumas, haciendo bromas,
Prendiendo el ordenador, oyendo la radio,
Y publicando libros malísimos de poesía,
Desdeñando lo espontáneo,
O generalizando una generación ficticia…

Entonces ¿Cuál es el orden universal?
Bobos que adoran bobos,
Con esa Mano Invisible que todo lo perfecciona,
Y que ahora yace en su subterfugio, como millones.

“Ideamos una receta,
Cocinémosla, masifiquémosla
¿Acaso no es la pólvora?”

Magnification.

¿Qué haremos cuando el mundo se acabe?

¿Tocaremos guitarras?

¿O leeremos más libros de autoayuda?

Oye, humano, que si el mundo se acaba,
No pienses en el dolor, sino que volverá,
Como siempre.

Ignora si el otro ha de masificar tus ideas,
O si no cree ni en su sombra,
Agarra tus ideales, átalos y defiéndelos.

Oh, a tu alma ni la denigres,
Uno muere, mas todo sigue.
Unos mueren, y aún todo sigue.
O tal vez quieras ser un placero,
Hundirte cómodamente en el placer,
Bien por vos.
Aunque no hay problema si la salvación,
Ajena, es la que buscas, o si tienes un ejército
De dioses que os esperan.

¿Cuándo será El Fin?
¿Acaso en la mano Divina
O en la implosión solar
O más irrisorio, pensando
En asteroides,
O más cruel aún,
En el apogeo del humano?

Si hoy fuese el fin
Ríe,
Si hoy fuese el fin
Haz lo tuyo,
Que siempre hoy es el fin,
Siempre lo fue, y siempre lo será,
Porque hoy dormirás, pero has
De ignorar si te despertarás.

Sólo se tú mismo,
Y no un fámulo estereotipado.

1 comentario:

  1. Por cierto, el tercer disco es un tributo a Yes, mi banda favorita.

    ResponderEliminar